Seleccionar página
La campaña de Acercando Culturas de este año pretende ayudar a los alumnos de las familias concepcionistas de Kisenso (República Democrátiva del Congo) y Kupang (Indonesia) para dotar de medios audiovisuales sus aulas y, de esta forma, favorecer un mejor aprendizaje.

Acercando Culturas 2021-2022

Resumen de la intervención en Kupang (Indonesia)

Esta Microaccion se inserta dentro del Proyecto de Educación de Calidad para todos sin distinción de sexo, o condición social y abarca tanto la posibilidad de educación presencial como de enseñanza a distancia, para los niños y jóvenes del barrio suburbial de Manulai II, en el Kabupaten Kota, Kupang, de la isla de Timor en Indonesia.

La Escuela “Carmen Sallés” tiene ya en funcionamiento pleno el infantil y en julio 2020 se inició la segunda fase: la construcción de la Escuela Primaria con dos ramas, un total de 12 aulas, con las 4 de infantil consta de 16 aulas y una capacidad total de 480 estudiantes.

Se equiparía de material informático a siete aulas para contar con una infraestructura necesaria que permita llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje mixto: presencial y online urgiendo la necesidad de ordenadores y TVs en las aulas, respetando así los DDHH de este colectivo.

Por ello se presenta esta microacción para la adquisición de 7 ordenadores y 7 televisiones que se instalarán en 6 aulas para facilitar la educación online y otras enseñanzas, en las aulas de 4°, 5° y 6° de Primaria, además del aula de audiovisuales, común para todos los demás alumnos.

Las lámparas de los proyectores, además de ser de coste elevado y de corta duración, son difíciles de encontrar en esta zona, por lo que se opta por las televisiones con conexión a internet para las aulas.

La conexión a internet ya la ha gestionado la escuela con el proveedor del país Indihome.

El sistema de 40 placas solares instaladas en los tejados, para el servicio escolar y comunitario garantizan la energía suficiente para el trabajo escolar.

Se constata de nuevo que todos los niños del mundo no tienen las mismas oportunidades. Situaciones como la pandemia actual, agudizan aún más las carencias y diferencias educativas. Para poder caminar hacia esa educación primaria para todos, de la que habla uno de los objetivos mundiales, se necesita invertir también en infraestructuras mínimas.

Esta inversión ha de ir acompañada siempre de la formación del profesorado, que es continua, y de la que se hace responsable la entidad solicitante de este proyecto, porque es compromiso permanente.

Necesidad básica de la población a la que da respuesta esta microacción

El barrio de Manulai II se trata de una zona situada en la periferia de la ciudad de Kupang, de gran crecimiento y expansión, con la llegada de numerosas familias jóvenes, procedentes de la isla de Flores de Rote o de otras zonas de la isla de Timor, que vienen a buscar trabajo a la ciudad de Kupang, y necesitan un lugar de residencia, en la periferia es más fácil, por ser más barato el terreno y la vivienda. Se han construido también muchas viviendas pequeñas familiares, de bajo costo, que permiten a las familias trasladarse a vivir aquí. La población es numerosa y aumenta sin cesar; las infraestructuras son precarias o inexistentes.

No existe ninguna escuela de calidad que garantice las necesidades de educación inclusiva y con medios básicos en estructuras, en esta zona en crecimiento. La única escuela pública que hay no pueden absorber la numerosa población infantil.

Uno de los objetivos de esta escuela es educar en la diversidad religiosa y cultural y social para favorecer la convivencia pacífica y el trabajo colaborativo en la sociedad futura Indonesia, que permita una mejora en la calidad de vida del pueblo indonesio.

Resumen de la intervención en Kisenso, Kinshasa (República Democrática del Congo)

Las Religiosas Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza construyeron en el año 1997 la escuela «Carmen Sallés» para la educación Maternal y primaria. Y en 2003 se construyó, de forma progresiva, la escuela segundaria.

Esta microacción se inserta dentro del Proyecto de Educación de Calidad para todos sin distinción de sexo, o condición social y abarca tanto la posibilidad de educación presencial como de enseñanza a distancia, para los niños y jóvenes del barrio de Mbuku, Kisenso en Kinshasa (República Democrática del Congo) en la Escuela de Secundaria y Bachiller «Santa Carmen Sallés».

Ubicación Geográfica

Kinshasa es la capital de la República Democrática del Congo. Su provincia está dividida en cuatro Distritos y 24 Municipios. El Municipio de Kisenso, ubicado en el Distrito Mont Amba, tiene 300.000 habitantes repartidos en 17 barrios. En uno de ellos, en el Barrio Mbuku se encuentra la Escuela “Carmen Sallés”, a unos 22 kilómetros del centro de la ciudad y con una población aproximada de 25.000 habitantes.

Mbuku, es un barrio periférico, pobre, que carece de agua potable, de servicio regular de energía eléctrica. Las vías de comunicación son caminos de tierra todavía sin asfaltar y los medios de transporte son muy deficientes. No existe infraestructura para la canalización de aguas, que en época de lluvias son torrenciales y destructoras, pues el terreno es muy arenoso.

El barrio de Mbuku tiene muchas escuelas privadas carentes de infraestructuras y medios y frecuentemente sin autorización de funcionamiento.

La Escuela de “Carmen Sallés” es una escuela Católica Aprobada por el ministerio de Educación, es grande, dispone de buenas infraestructuras, que se han ido logrando y mejorado con el tiempo gracias a la ayuda constante de la Fundación Siempre Adelante. Es una de las mejores escuelas de la Zona por su calidad formación y educación.

Con el fin de ayudar a profesores y alumnos de secundaria y bachiller, se presenta esta microacción que consistirá en la compra de:

  • 12 pantallas para las clases
  • 12 proyectores desde donde proyectar
  • Accesorios necesarios para la instalación

Esto permitirá:

  • No perder tiempo copiando las lecciones en la pizarra.
  • Se evitara el empleo de la tiza que ocasiona tantas enfermedades de pulmón y de piel en el profesorado y alumnos.
  • Proyectar imágenes y hacer más dinámica la enseñanza.
  • Ofrecer una información mas actualizada gracias al Internet, todo el colegio tiene línea Wifi.
  • Los alumnos podrán exponer sus trabajos, e interactuar con los alumnos de curso.

Si quieres colaborar en nuestra Campaña Acercando Culturas 2021-2022, puedes hacer tu donación en nuestras cuentas bancarias. También puedes colaborar en las actividades que se organicen en las Sedes Locales para recaudar fondos. ¡Gracias por tu colaboración!

Pin It on Pinterest