Ha pasado algo más de un mes desde que los voluntarios de este año regresaron del destinos de los diversos Proyectos Misioneros. Hoy, ha llegado el tan ansiado reencuentros con, la que durante un mes, fue nuestra familia.

Bacolod, Evinayong, Dilaire y Consuelo, los destinos en los que Siempre Adelante ha tenido representación voluntaria este verano. Hoy en Madrid, todos juntos, nos hemos desplazado nuevamente a estos destinos.

Pero no solo es un día de reencuentro y compartir experiencias. Es un día de mucho más calado y profundidad. Desde la perspectiva de un triple salto, analizamos las diferentes etapas por las que hemos pasado, en la que nos encontramos, y las que quedan por venir.

El Proyecto, en sí, tan solo es el impulso. Un impulso que nos lleva hacia adelante, ahora nos toca a nosotros ser testimonio de las diferentes realidades que hemos vivido, de las realidades que han hecho cambiar nuestras miradas, las realidades que han modificado nuestro día a día…

Además, hoy es un día de renovación, en la que los nuevos voluntarios de este año, con muchas ganas de colaborar y llenos de la energía que han recibido en los proyectos, se asignan algunas de las labores de colaboración necesarias en el Fundación Siempre Adelante, dentro de las posibilidades y limitaciones de cada uno.

Encuentro de Evaluación Proyectos Misioneros 2019
Encuentro de Evaluación Proyectos Misioneros 2019

Finaliza el día de reencuentro y evaluación, con la satisfacción de ver que no solo son los voluntarios los que han realizado el proyecto, sino que el Proyecto, también ha pasado por cada uno de ellos.

¡Muchas gracias a todos! y recordad:

Adelante, Siempre Adelante